Nino Colman es un colombiano, naturalizado mexicano acusado falsamente por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México de haber participado en un secuestro.

La escasa actividad de defensa de sus abogados, combinada con una Procuraduría corrupta y un Poder Judicial coludido con unas Políticas Públicas que no respetan la Presunción de Inocencia, se conjugaron para fabricar la acusación en contra de Nino Colman.

Crear un Falso Pisitivo en México es muy fácil y más cuando el imputado es colombiano. Es como una especie de venganza por el trato que los mexicanos reciben en el país de las barras y las estrellas.

La Santa Inquisición capitalina (PGJCDMX), acusa a Nino Colman de haber creado dos cuentas de correo electrónico, que supuestamente fueron utilizadas para presionar a la familia de la víctima.

El problema con la acusación es que no hay NI UN SOLO CORREO ELECTRÓNICO en el expediente que demuestre dicha presión; esto ya era evidente desde el momento de la detención de Nino Colman.

Con tan solo leer el expediente, se podía constatar que no habia evidencia digital que corroborara la acusación, empero, Nino tuvo tuvo que soportar que sin pruebas, dos instancias lo consideraran culpable.

Esto fue así, pues en agosto del 2010, el Juez Vigésimo Octavo Penal de la Ciudad de México, el Licenciado Carlos Jesús Cadena Lozano lo sentenciara a 60 años de prisión.

Esa sentencia de Primera Instancia fue confirmada en enero de 2011, por los entones integrantes de la Novena Sala Penal Magistrados Joel Blanno García, Maurilio Dominguez Cruz y Concepción Ornelas Clemente.

Sin embargo, gracias a la tenacidad de Nino Colman, la sentencia de la.Novena Sala Penal fue revocada por el Octavo Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, para el efecto (principal) de que se reabriera el caso y Nino pudiera presentar nuevas pruebas.

Si bien al Octavo Tribunal se le presentaron planteamientos que bien podían haber dado como resultado la inmediata libertad de Nino Colman, el resultado fue «Reposición del Procedimiento»

En enero de 2017, se repuso el procedimiento por un nuevo Juez Vigésimo Octavo Penal: el Doctor en Derecho Jose Lino Sanchez Sandoval, quien sorpresivamente, aceptó casi todas las pruebas que Nino Colman ofreció.

Durante la reposición del procedimiento, entre otros se desahogaron las declaraciones de GABRIEL CRUZ CRUZ, JUAN JOSÉ ESPARZA ZAMARRIPA y un Perito en Informatica (de descargo) de la entonces Procuraduría General de la República y un informe de GABRIEL CRUZ CRUZ.

Del desahogo de todos esas pruebas y otras más se evidenció que la inexistencia de la conducta atribuida a Nino Colman, sin embargo el Juez Sanchez Sandoval nuevamente emitió sentencia condenatoria dándole la razón al Ministerio Público, quien en sus Conclusiones Acusatorias planteó:

En efecto, en la especie se evidencia la existencia de Una Conducta y que en el presente caso lo es de acción por parte del acusado NINO COLMAN HOYOS HENAO, (SUJETO ACTIVO), entendida esta como el comportamiento humano, a través de una forma activa de realización de la conducta, conscientemente dirigida hacia un fin determinado, quien actuando en forma conjunta con otros sujetos prófugos de la justicia por el momento, privaron de la libertad a otro, que en el presente caso lo fue a PRISCILA GRECIA MARÍA; ya que el 11 once de diciembre de 2007 […] destacándose por su trascendencia que dentro de las negociaciones, el 10 diez de abril de 2008 dos mil ocho, los secuestradores le proporcion al denunciante dos direcciones de correos electrónicos para poderse comunicar con él, dictándole ‘mamiporfavor@hotmail.com’ para ser utilizada por la familia, así como ‘papiporfavor@hotmail.com’ para ser utilizada por los secuestradores, y con ello continuar negociando la liberación de la agraviada, siendo utilizadas dichas cuentas en varias ocasiones para que el denunciante recibiera indicaciones; siendo que con posterioridad se logró obtener la dirección IP del correo primeramente mencionado, el cual resultó corresponder a la empresa ASCENT PARTNERS S.A. DE C.V., en donde laboró el hoy acusado NINO COLMAN HOYOS HENAO […]

[…] desprendiéndose de las actuaciones que el Ministerio Público al realizar la inspección en el domicilio de la empresa ASCENT PARTNERS, en compañía de elementos de la policía judicial de la Unidad de Investigación Cibernética, pidieron determinar que las cuentas de correos en mención no fueron creadas ni enviadas desde el equipo de cómputo de la empresa y que en consecuencia las mismas fueron creadas remotamente por quien conocía los accesos y claves de administrador, siendo este precisamente el hoy enjuiciado NINO COLMAN HOYOS HENAO […]

No obstante, que no encontraron pruebas que demuestren que unas cuentas de correo electrónico se emplearon para presionar a la familia de la víctima, primero se inventaron que las cuentas habian sido creadas remotamente y por eso es que no habían correos y en la reposición del procedimiento se «sacaron de la manga» que no habían correos porque se borraron.

Nino Colman cuestionó que no era posible que le atribuyeran la creación de unas cuentas de correo, si no habían correos electrónicos en el expediente que demostraran que desde o hacia esas cuentas se hubieran enviado recibido mensajes.

De cualquier forma, Nino Colman fue considerado culpable, bajo el argumento de que no hay correos electrónicos que sustenten la acusación porque se borraron! Al día de hoy, se está en espera del pronunciamiento de la Sala de Apelación.

Categorías: Nino Colman

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *