En un juicio de naturaleza penal, se forma la Tormenta Perfecta cuando además del Abuso de Poder, el Estado (llámese federal, estatal o municipal) se vale de la utilización de pruebas falsas para sostener su acusación.

Lo hemos venido diciendo en el caso de Nino Colman: la prueba de donde se origina la acusación (el informe cibernético de 3 de octubre de 2008) fue fabricado por el policía GABRIEL CRUZ CRUZ, con la aquiescencia de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Ahora en el caso de Rosario Robles, surge la afirmación de que la Fiscalía General de la República utilizó una licencia de conducir falsa para lograr que el proceso instaurado en contra de la ex Jefa de Gobierno, se llevará en prisión.

Sí esto es cierto, ojalá que los abogados de ex jefa capitalina logren que el Juez encargado del caso reconozca la falsedad de este documento.

En el caso de Nino Colman, pese a los múltiples intentos y reiteraciones a las autoridades jurisdiccionales que han pasado por el caso, no hemos logrado ese objetivo; por la simple razón de que no han querido reconocer que el informe cibernético antes mencionado es falso.

Categorías: Falso Positivo

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *